My BDSM Store, el placer más allá del sexo convencional

La máxima sensación de placer que puede experimentar el ser humano es el sexo y la manera de practicarlo está influenciada por varios factores. Se pueden mencionar la cultura social, las costumbres familiares, la religión y la educación de quienes participan en una relación consensuada de pareja.

Las variables que se introducen en las relaciones sexuales tienen una valoración relativa en las distintas culturas y etapas históricas. La evolución de los conceptos y valores asociados a la sexualidad dependerán de cómo sean percibidos por las personas.

BDSM

El BDSM es una expresión que se comenzó a utilizar a nivel global a partir de 1990. Las letras o siglas son las iniciales de varias prácticas sexuales: bondage, dominación, sado y masoquismo. Estas actividades, dentro de lo sexual, están asociadas a lo que se conoce mundialmente como sexualidades no convencionales.

El bondage se refiere al establecimiento de roles de poder dentro de una relación sexual, por ejemplo, amo-esclavo, jefe-empleado, amo-mascota o maestro-alumno. La dominación se refiere al ejercicio del poder de una persona sobre la otra en cuanto a las posturas sexuales. La disciplina es una forma de relación erótica en la que se establecen reglas, castigos y premios por ‘complacer’ a la pareja.

La sumisión implica colocarse en posición de desventaja erótica frente al dominante, es encontrar el placer en una hipotética posición de desventaja con la pareja. En el sadismo, se inflige dolor y humillación contra la pareja dentro de los límites previamente establecidos. En el masoquismo, la persona obtiene el placer por la vía del dolor y la humillación. Por supuesto, dentro de los parámetros que antes haya establecido.

La relevancia del consenso dentro de la pareja

Es imposible leer sobre estas prácticas eróticas y no recrear las escenas entre los personajes de Christian Grey (Jamie Dorman) y Anastasia Steel (Dakota Jhonson). Las películas de 50 Sombras de Grey sirvieron para desestigmatizar la inclusión del BDSM como formas de tener relaciones sexuales dentro de la pareja.

Sea por las películas o no, lo cierto es que ha habido una apertura de la sociedad que observa estos hábitos con un enfoque más natural. Ahora, se entiende el BDSM como un tema para analizar y valorar dentro de la pareja. En ese contexto, llevar a cabo este conjunto de prácticas implica el consenso y el gusto de ambos miembros de la relación.

Esta nueva visión del BDSM ha servido también para la creación y consolidación de tiendas especializadas. En España, un ejemplo de ellas es My BDSM Store, un e-commerce de artículos para este tipo de prácticas. A diferencia de una tienda convencional de juguetes sexuales, aquí tienen un gran portafolio de accesorios e instrumentos del BDSM. Las personas los pueden adquirir sin ninguna complicación, de manera natural y abierta.

Relacionados

Disney + se une a Netflix en las plataformas que incorporan publicidad en sus contenidos

Grupo Anton, una agencia de publicidad en Elche especializada en publicidad exterior en Elche, se…

Las joyas en los dientes una nueva moda que proviene de los mayas

Clínica Dr. Acedo, con clínicas dentales en Sevilla para la colocación de una prótesis dental…

El norte de España elige a Conil como su destino turístico favorito para las vacaciones

Hoteles Oasis Conil, viviendas rurales de Conil cerca de restaurantes en Conil de la Frontera,…

El Ayuntamiento de Monesterio pide a sus vecinos un uso responsable del agua

Pozos Extremeños, una empresa de pozos que calcula los precios de sondeos en Badajoz y…

Cómo ayudar a concienciar y a prevenir a los más jóvenes sobre los efectos dañinos del tabaco

Hoy en día, fumar continúa siendo un hábito socialmente aceptado que se adquiere, en la…

El Hospital Mutua Montañesa celebra su 50º aniversario asentado como referencia en salud laboral

Mutua Montañesa, mutua colaboradora con la Seguridad Social número 7 y con más de un…